Si eres de las personas que hace ya algún tiempo te trazaste emprender, pero no tienes idea por dónde empezar, hoy te daré algunas sugerencias que debes tener en cuenta antes de empezar con tu emprendimiento. Al iniciar un proyecto solemos tener algunas dudas, porque no sabemos aún cómo será el proceso, pero descuida, hoy conocerás 10 pasos para emprender tu negocio desde cero.

  1. Analiza tus ideas

Ya para iniciar debes tener una idea en concreto, algo que te apasione y que puedas generar valor agregado a la sociedad, aquí quiero ser clara y decirte que si lo haces solo por generar dinero quizá funcione o quizá no, y si funciona solo será temporal, tienes que tener un por que genuino, asimismo debes tener en cuenta tus habilidades, si solo lanzas un producto o servicio por qué crees que puedes ganar dinero, al final terminaras perdiendo todo y algo mucho más valioso que tu inversión será tu tiempo.

  1. Infórmate

Indaga todo sobre el mercado que tiene tu producto, pueden existir otras empresas con fines semejantes a los tuyos, estudia todo lo relacionado y conviértete en un experto o experta en el área que quieres dominar.

  1. Establece los costos

Investiga sobre los costos del mismo producto en otras áreas, esto te ayudara a manejar mejor y más eficiente tu emprendimiento.

  1. Reúne gente triunfadora a tu equipo

Leí esta frase en un libro: los mejores negocios se hacen con los mejores amigos. Tienes que entender que no puedes hacer todo solo, aprende a delegar, pero se cuidadoso en tomar la decisión de las personas quienes formaran parte de tu equipo, asegúrate que sean proactivas, emprendedoras, sinceras, y sobretodo que los objetivos de la empresa también sean los suyos.

  1. Encuentra el local apropiado

Tu emprendimiento necesitará de un local, este debe ser apropiado para las necesidades de tu negocio, veras que mientras vayan avanzando habrá muchos cambios, así que no te preocupes en tenerlo todo al principio.

  1. Se maleable

Al principio todos creemos tener una idea clara y el camino para llegar a él, pero veras que en transcurso hay muchas maneras y tendrás otras opciones de llegar a tu meta.

Muchos emprendedores desisten de su proyecto porque creen que no sigue el camino que se trazaron, así que tienes que tener la capacidad de adaptarte y ser maleable.

  1. Mejora constantemente

Aun cuando recién empieces o cuando ya tu proyecto haya despegado, debes dedicar tiempo a capacitarte, en hacer avances a tu producto e innovar nuevas formas de que este llegue a más personas. Puedes tomar cursos en línea, comprarte libros, asistir a conferencias de la rama que elegiste, etc. Hay muchísimas opciones, no te detengas y siempre avanza un poco más.

  1. Aprende a combatir los problemas

Ser emprendedor no es un camino fácil, en el proceso te encontraras con muchos obstáculos y dependerá de ti y tu equipo saberlos sobrellevar, practica la resiliencia, es decir que te puedas adecuar positivamente a situaciones adversas.

  1. Promociona tu producto

Para empezar, puedes crear una página web gratuita, también puedes promocionarlas en redes sociales, todas son gratuitas. Invita a tus amigos a que visiten la página, estos a su vez si es un producto que genera valor, invitaran a otras personas y así tu alcance será mayor. Pide el apoyo a tu familia y amigos para difundir tu empresa.

Si deseas superar ese alcance veras que hay muchas opciones donde puedes promocionar tu producto a cambio de un pago.

  1. ¡Empieza ya!

No busques la perfección del producto, lánzalo y veras que en el proceso iras mejorando muchas cosas, ten presente que tendrás que tener en cuenta la opinión de tus consumidores y de personas que ya estén un paso delante tuyo.

Así que lánzalo y no lo pienses tanto pues te diré que mientras vas pensando en encontrar el producto perfecto iras desperdiciando valiosas horas de tu tiempo.

Entonces qué esperas para emprender, solo dependerá de ti tomar acción, veras que es un camino apasionante, solo tienes que confiar en ti y por favor no temas equivocarte, ya que justamente en los obstáculos esta la motivación para superar cualquier cosa.